Conoce a Anna Casamitjana i Costa

Aun parece mentira que hayamos vuelto al Blog, ¡y con una entrevista! ¿Conocéis a Anna Casamitjana i Costa? En esta entrada podréis descubrir más curiosidades sobre ella.

Busco Editorial: Si te parece bien, nos gustaría empezar esta entrevista por el principio, ¿cómo empezó tu carrera de escritora y por qué decidiste dedicarte a ello? ¿Qué fue lo que te impulsó a escribir?

Anna Casamitjana i Costa: Hola queridos lectores. Debo decir que soy economista de profesión y escritora por vocación. Escribir lo he hecho siempre pero dar a conocer mi obra es bastante reciente. De pequeña mi madre y mi maestra me animaron a poner sobre el papel pequeños cuentos, algunos de los cuales se publicaron en la revista de la escuela. Estudié pensando en ser periodista cultural, pero por diversas circunstancias, tuve que aparcar la idea y me centré en los números, de los que hice mi profesión. Durante mucho tiempo me rondó por la cabeza plasmar en una novela una historia inspirada en los relatos y las vivencias que mi madre y mi abuela paterna me fueron contando a lo largo de mi niñez y juventud, y un día la escribí. No pretendía publicarla, pero un profesional de las letras, poeta y autor prolífero, la leyó e insistió en que la diera a conocer por lo que, después de varios intentos, me atreví a editarla con un resultado muy bueno. Sin embargo la novela no es mi primera publicación. Antes hubo una historia titulada Próxima estación: Provença que está dentro del ebook 10 relatos para ti (Sb ebook).

BE: Nos ha gustado mucho tu web. Como autora, ¿qué importancia crees que tienen las redes sociales o cuál crees que es el mejor modo en que un autor puede interactuar con sus lectores y dar a conocer su obra?

ACC: Gracias, procuro que la web sea un pequeño escaparate. Las RRSS son importantes y hay que alimentarlas con respeto y educación. Estamos en un mundo telemático y para un autor que empiece o que no disponga de una editorial convencional, son necesarias e imprescindibles. Como escritora es muy gratificante interactuar con los lectores porque desde el momento en que se empieza a publicar, su opinión es muy valiosa. Saber si lo que has escrito gusta y conocer qué opinan acerca de los personajes, las tramas o los detalles es muy provechoso tanto si la reacción es positiva como negativa. Pero también creo que es de ayuda acudir a festivales y realizar presentaciones porque además de ser motivo de noticia en redes, es un aliciente y una motivación.

BE: Como sabrás, Busco Editorial es un blog dedicado sobre todo a dar consejos a aquellos que empiezan su carrera literaria, y por ello nos interesa sobremanera conocer las preferencias de publicación de cada autor que entrevistamos. ¿Podrías hablarnos de tu experiencia con la publicación de tus obras? ¿Qué te llevó a elegir Círculo Rojo?

ACC: Empezar a escribir es fácil, hacerlo bien ya no tanto y publicar es bastante difícil, pero no imposible. El mundo de la edición ha cambiado. Sigue existiendo aquello de enviar manuscritos a una editorial, esperar semanas a que llegue una repuesta, aprender a encajar los NO, sin derrumbarse, y finalmente dejarlo correr o seguir hasta quedarse sin ilusión. Pero también está la autoedición y dentro de ella diferentes formas de publicar. Ambas maneras tienen sus pros y sus contras y el autor tiene que valorarlos antes de decidirse a escoger una u otra. Para mí hay dos grandes diferencias. La primera es que en una editorial convencional los derechos y las decisiones se ceden mientras que en una auto-publicación el autor sigue siendo dueño de ellos. La segunda tiene que ver con la distribución. A través de una editorial convencional, el autor no se preocupa de ese aspecto, pero en el caso de las auto-publicaciones si se quiere que el libro esté en librerías, bibliotecas, grandes superficies, ferias y similares, es el mismo autor quien debe encargarse de la promoción, de la publicidad, de la entrega y del seguimiento. Para ello hay que “vender” el libro y no vale sólo con que se tenga una buena historia. Aunque no lo creáis el aspecto físico del producto es sumamente importante. El comprador no tiene que encontrar ninguna diferencia entre un libro distribuido por una editorial convencional y el que el propio escritor ha auto-editado. Y la librería tampoco. Aquí entra el escoger a unos u otros y en ese aspecto Círculo Rojo es un buen referente. ¡Ah! Y os sugiero que antes de decidiros y firmar el contrato os leáis todas las cláusulas y pidáis que se añada lo que creáis oportuno y eliminéis lo que no proceda.

BE: Nos gustaría aprovechar la pregunta anterior para hablar ahora un poco de tu obra  Ànima d’acer. ¿Nos hablas un poco sobre ella? ¿Qué es lo que en tu opinión la hace única; qué descubrirán los lectores cuando abran sus páginas?

ACC: Ànima d’acer es una novela escrita en catalán que narra la historia de dos mujeres, madre e hija. Blanca, la madre, es ambiciosa, egoísta y cruel y sólo quiere una cosa: ser una gran estrella de la lírica y para ello es despiadada con todo y con todos los que la rodean. Maria, la hija, es valiente, apasionada e independiente y lucha por lo ama. Es una historia ágil, con un leguaje cuidado y unos personajes fuertes, carismáticos y, dicen, bien elaborados que complementan a las dos actrices principales. Es una novela de emociones donde el odio, el amor, la fortaleza y la intriga son también protagonistas y en la que se reconocen acontecimientos del siglo XX ya que empieza en lo que se llamó “los felices años locos”. 

Ànima d’acer es un tributo a las mujeres de la primera mitad del siglo pasado. Mujeres que tuvieron que avanzarse a su época para sobrevivir, mujeres con carácter, mujeres buenas y malas, mujeres frías y calculadoras… Y es por eso que el relato atrapa ya en las primeras páginas y no puede dejar de leerse hasta llegar al final.


BE: Ya que estamos hablando de tu obra, ¿podrías hablarnos de tu experiencia en las dos antologías en las que has participado junto a otros autores? Nos referimos a Trastiendas y a 39 saltos en el charco. Y nos han dicho que también tienes un premio, ¿no es así?



ACC: Colaborar en ambas antologías ha sido un placer y a la vez un reto. Trastiendas, entre la ficción y la memoria (Stonberg Editorial) es un conjunto de 13 relatos de diferentes autores que pretende homenajear a ciertos establecimientos emblemáticos de Barcelona, algunos ya desaparecidos. El reto para mí fue doble: escribir una historia corta y hacerlo en español. A mí me gusta el género novelesco y construir un texto corto tuvo sus quebraderos de cabeza. En cuanto al idioma, habitualmente utilizo el catalán porque es mi lengua materna y es con la que interactúo y pienso y al principio no tenía claro si sería capaz de narrar una historia en otro idioma, pero me costó menos de lo que esperaba ya que el castellano es un idioma que conozco perfectamente. Es lo que tiene el bilingüismo. El relato que escribí para Trastiendas se llama Los Guardianes y está inspirado en la tienda más antigua de Barcelona que sigue en activo, la Cereria Subirà. Es una narración llena de magia y fantasía con toques de veracidad. El proceso de trabajo fue intenso y en él participamos todos los autores, leyendo nuestros escritos en voz alta, opinando, corrigiendo y escuchando los consejos de la coordinadora del proyecto.

Finalmente y en referencia al premio que comentáis, efectivamente me dieron la Mención a la Originalidad por Llàgrimes de Tinta (Premio Lafay 2018), una pequeña historia sobre una ruptura amorosa con un final sorprendente. Participar en un certamen literario, fue una experiencia muy bonita y enriquecedora, os lo recomiendo.


BE: Tú novela es en catalán y ahora acabas de terminar su traducción, algo que muchos autores envidiamos (la verdad sea dicha). ¿Puedes hacer una comparativa de mercado? ¿Qué ventajas y desventajas tiene el escribir en dos idiomas? ¿Qué es lo que más te gusta? ¿Qué te ha dado más dolores de cabeza? ¿Se venden más libros en español  o en catalán?

ACC: Algunos autores catalanes consagrados dicen que primero escriben en catalán porque es la forma en que mejor se expresan y luego traducen su obra para “comer”. En Catalunya existe un mercado muy potente, tanto de escritores como de lectores, lo que obliga a hacer ediciones cortas porque el volumen de novedades es muy alto, pero la realidad es que hay más potencial de ventas en español, sencillamente porque hay más personas que hablan y leen en ese idioma. En mi caso particular, y como he dicho antes,  yo me siento cómoda escribiendo en catalán pero puedo hacerlo también en castellano, como queda demostrado por los cuentos y relatos que están editados en esa lengua. El hecho de traducir Ànima d’acer no ha sido para lucrarme, sino porque la novela ha tenido éxito en Catalunya y me apetece mucho que más gente la conozca y pase un buen rato con Blanca, Maria, Rita y el resto de los personajes. Además, muchos lectores me lo han insinuado y los escritores nos debemos a ellos, por lo que les he hecho caso.
Por lo que se refiere a 39 Saltos en el charco (Amazon Ediciones) el sistema de trabajo fue diferente y también conllevó un pequeño desafío. Se trata de un libro de cuentos cuyos beneficios van destinados íntegramente a la Fundació Pere Tarrés. Es lo que se llama un libro solidario. En esta antología participamos 33 escritores y 20 ilustradores de toda España. Aquí no trabajamos juntos sino que cada uno creó su narración y una vez dada por finalizada y corregida la enviamos a la responsable de la edición. Formar parte de esta iniciativa con La caña de bambú fue muy halagador y satisfactorio tanto por su finalidad como por el tipo de género literario: el cuento infantil, que os aseguro que no es nada fácil.

En cuanto a la dificultad, en esta ocasión y por ser una narración larga, he contado con la ayuda de Irene Solanich y de Aida Montoya que son quienes han traducido mi obra. Yo he supervisado el resultando dando opiniones y sugiriendo algunos cambios, pero el trabajo principal lo han hecho ellas. Como curiosidad y por lo que se refiere a dolores de cabeza, debo decir que el título todavía está por decidir porque la traducción literal que sería Alma de acero, no nos acaba de cuadrar a ninguna de las tres, pero ya se verá.

Quiero comentar también que traducir no significa cambiar las palabras de idioma sino decir lo mismo en una lengua diferente. No es simplemente una cuestión gramatical, hay que buscar las expresiones adecuadas y el estilo literario correcto. Por lo que se refiere a los textos cortos comentados en esta entrevista, debo decir que me ha sido más fácil escribirlos, ya de inicio, en el idioma con el que se han publicado aunque en algún momento me haya quedado en blanco y haya recurrido a aquello de “¿cómo diría esto o aquello en catalán?”

BE: ¿Qué otros proyectos tienes pensados para el futuro? ¿Nos puedes adelantar alguno?

ACC: Bueno, ahora en abril ha salido a la luz otra antología solidaria en la que he participado junto a más de 80 autores y dibujantes de España, Méjico y Argentina Se trata de dos libros independientes, uno con textos en catalán y otro con textos en español, todos ellos diferentes. Se titulan Un salt en el record / Un salto en el recuerdo y esta vez, los beneficios van destinados a Alzheimer Catalunya Fundació porque todo es poco para ayudar a los que conviven con este enemigo de la memoria que es el Alzheimer. Mi aportación ha sido un cuento titulado El tresor del rei y lo encontraréis en la antología catalana. He contado con la colaboración del ilustrador Xevi Dom que ha hecho unos dibujos maravillosos que acompañan el relato. Además he tenido el placer de escribir el prólogo de ambos libros.
C:\Users\Anna\Desktop\Entrevistes\Fotos portada\IMG-20200204-WA0000.jpgHay otros proyectos, pero todavía no puedo adelantar nada.

BE: Y ya para terminar esta entrevista, como alguien ya dentro del sector, ¿qué consejo darías a un autor novel o que aún no ha visto su trabajo publicado?

ACC: Pues le aconsejaría que lo primero que tiene que hacer es disfrutar escribiendo y, si decide publicar, que no se rinda porque como hemos visto hay opciones. Lo segundo que le sugeriría es que una vez finalizada su obra la vuelva a leer y la corrija empleando todo el tiempo que sea necesario y después que se busque un corrector. Parece redundante pero no lo es. Una buena trama pierde toda la emoción si está mal construida, mal explicada o mal escrita. Y no me refiero sólo a las faltas de ortografía. Hay que cuidar la gramática, la redacción y el estilo así como eliminar todo aquello que no es necesario. Y para terminar le alentaría a leer, leer, leer y leer. 
Gracias por esta entrevista y gracias a los que la habéis leído. Ha sido un placer.

El placer ha sido nuestro. Solo queda decir, para despedirnos, que esperamos que a nuestros lectores les haya gustado esta entrevista tanto como a nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrevista a Lecthoracompulsiva

Volvemos del verano (algo tarde, lo reconocemos) con una entrevista muy especial. ¿Habéis pensado alguna vez en enviar vuestro libro a un bl...

Seguidores